Pasta con queso mascarpone

Receta fácil y original de pasta con mascarpone, sácale partido a este excelente queso, es ideal para combinar con espaguetis o cualquier otra pasta que te guste y se prepara en muy poco minutos.

Pasta con queso mascarpone

El queso mascarpone cobra protagonismo en esta receta de pasta, es un producto que se utiliza mucho en postres pero muy poco en preparaciones saladas a pesar de ser extraordinario para ello.
Os mostramos una idea para darle vida: pasta con mascarpone, frutos secos y semillas de amapola. Se prepara muy rápido y es realmente sabrosa.

Lo más interesante de esta receta es que no es necesario cocinar ningún ingrediente (a excepción de la propia pasta) por lo que el uso de utensilios y la complejidad es mínima. La relación esfuerzo-resultado es sencillamente sensacional.

Detalle mascarpone y albahaca

  • 4 / 5 (2 votos)
  • Comensales 4
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 450 g Pasta
  • 200 g Queso mascarpone
  • 200 g Guisantes cocidos
  • 1 Chile
  • 1 puñado Pistachos tostados
  • 1 puñado Albahaca
  • 1 puñado Cebollino
  • 1 cucharada Semillas de amapola
  • Queso parmesano
  • Agua, sal y pimineta negra

Preparación

  1. Pon el queso mascarpone en un bol grande, añade dos o tres pizcas de sal y una cantidad generosa de pimienta negra recién molida. Integra con un tenedor o varilla y reserva a temperatura ambiente para temple y sea más fácil de incorporar en la pasta.
  2. Pon abundante agua en una olla con un buen puñado de sal, cuando comience a hervir echa la pasta que más te guste y cuécela según las especificaciones del fabricante.
  3. Si utilizas pistachos u otros frutos secos sin tostar es conveniente que los pongas en un cazo o sartén a fuego medio durante 2 o 3 minutos removiendo frecuentemente.
  4. Cuando la pasta esté casi cocida pica el cebollino y el chile bien finos. Escúrrela bien pero no la remojes, échala directamente en el bol con el queso mascarpone y remueve hasta que se incorpore completamente. Agrega también el chile, los guisantes, el cebollido y los pistachos. Mezcla bien.
  5. Presenta con las hojas de albahaca, enteras o cortadas a mano en el momento, y las semillas de amapola espolvoreadas. Termina el plato con unas lascas de queso parmesano o cualquier otro queso que te guste.

Consejos para la receta

  • La pasta no puede esperar: Siempre que hacemos una receta de este tipo decimos lo mismo, la pasta no debe esperar por el resto de ingredientes. Si te suele llevar tiempo cortar los ingredientes ponla a cocer un poco más tarde, cuando tengas todo preparado, es preferible que el cebollido o el chile se pongan “un poco feos” a que la pasta se enfríe y apelotone. Tampoco es conveniente enfriarla o remojarla, la salsa (en este caso el mascarpone) se iría al fondo del plato.
  • Guisantes: En esta ocasión, y para simplificar, hemos utilizado un bote de guisantes cocidos. Lo ideal sería que utilizaras guisantes frescos y añadieras a la pasta en los últimos 5 minutos de la cocción, los productos frescos siempre van a mejorar el resultado final.
  • Variaciones: Esta pasta con mascarpone admite muchísimas variaciones, puedes utilizar cualquier otro fruto seco, añadir alguna verdura cruda o ligeramente salteada e incluso un poco de jamón ibérico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *