Cocer langostinos congelados al punto

Así debes cocer los langostinos congelados para que queden perfectos: al punto de sal, con buena textura y fáciles de pelar. Descubre estos dos métodos de cocción, se adaptan a todas las necesidades.
Langostinos congelados

¿Quieres aprender a cocer langostinos congelados?

Te voy a enseñar dos métodos con los que podrás dejarlos perfectos en pocos minutos. Al punto de sal, jugosos y sabrosos. Mucho mejor que las cajas de langostinos, ya cocidos, que puedes comprar en cualquier supermercado.

¿Cuál es la mejor forma de cocer los langostinos congelados?

  • Descongelarlos primero: Mi método favorito consiste en descongelarlos previamente en la nevera. Prefiero deshacerme del hielo que se forma en estos productos ultracongelados.
  • Cocerlos congelados: La segunda alternativa consiste en cocerlos directamente, sin descongelar.

Aquí tienes las dos recetas paso a paso:

Langostinos congelados cocidos

  • 4 / 5 (2 votos)
  • Comensales6 personas
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 1 kg langostinos congelados
  • 5 l agua
  • 175 g sal
  • Hielos

Preparación recomendada (descongelar)

Este es el método recomendado porque permite un mayor control de la cocción del langostino, es más fácil dejarlo al punto, ni crudo ni pasado.

  1. Sácalos de la caja. Ponlos en un escurridor y descongélalos en la nevera. Estarán perfectos en 24 horas. Si quieres acelerar el proceso introdúcelos en una bolsa y sumérgelos en agua tibia durante 15 o 20 minutos. Escurre el agua de congelación.
  2. Pon en un cuenco 2 litros de agua con 70 gramos de sal, remueve hasta que se deshaga. A continuación añade muchos hielos. Asegúrate de que el agua esté muy fría. Reserva.
  3. Añade 3 litros de agua y 105 gramos de sal en una olla grande. Enciende el fuego al máximo hasta que hierva a borbotones.
  4. Echa un tercio de los langostinos (300 gramos, unas 10 piezas).
  5. Cuécelos entre 2 y 3 minutos (2 minutos si son pequeños, 2 minutos y medio para los medianos, 3 minutos para los grandes).
  6. Sácalos al cuenco de agua helada. Deja que enfríen durante 3 minutos. Con este paso conseguirás cortar la cocción y lograr el punto de sal perfecto.
  7. Repite los pasos 4, 5 y 6 hasta terminar de cocer todos los langostinos.

Segundo método de cocción (sin descongelar)

Una alternativa al método anterior es cocer los langostinos directamente, sin descongelar.

  1. Separa los langostinos congelados con cuidado de no romperlos. Si no eres capaz puedes sumergirlos unos segundos en agua tibia, pero es preferible despegarlos a mano sin recurrir al lavado.
  2. Pon 2 litros de agua y 70 gramos de sal en un bol. Remueve hasta que se deshaga la sal. Echa muchos hielos y reserva.
  3. En una olla grande echa 3 litros de agua y 105 gramos de sal. Pon el fuego al máximo hasta que hierva fuerte.
  4. Pon en la olla 300 gramos de langostinos congelados.
  5. Mantén el fuego al máximo. El agua primero perderá el hervor, pero pronto lo recuperará y los langostinos subirán a la superficie. Estarán listos en unos 4 o 5 minutos (depende del tamaño del langostino).
  6. Saca los langostinos que floten al cuenco de agua helada para cortar la cocción. Deja que enfríen durante 3 minutos.
  7. Repite los pasos 4, 5 y 6 hasta terminar de cocer todos los langostinos congelados.

Acompáñalos de una mayonesa casera, disfrutarás de lo lindo.