Ensaladas en tarros

Aprovecha la idea de hoy en muchas situaciones, cuando no sabés qué llevar para comer en el trabajo, para sorprender con una presentación diferente o cuando quieres conservar una ensalada en la nevera varias horas.

Ensalada en tarro

¿Por qué ensaladas en tarros esterilizados?

Te damos varias razones para ponerlo en práctica.

  • Es ecológico y barato: Los típicos botes de conservas son perfectos, no hay mejor forma de reciclarlos.
  • Original: Puedes sorprender en la oficina o a un grupo de invitados con ensaladas presentadas en estos recipientes.
  • Versátil: En casa es fácil encontrar frascos de todos los tamaños, puedes hacer ensaladas dobles, individuales e incluso “entrantes mini”, ¿podrías hacer lo mismo con tuppers?, complicado…
  • Conservación: Un bote esterilizado es fácilmente trasportable y conservará igual (o mejor) que un tupper, si lo llenas bien la cantidad de oxígeno dentro del bote será pequeña y la oxidación menor que en un tupperware. Además los ingredientes no se mezclan ni humedecen lo que facilita que los más delicados no se estropeen.

¿Cómo hacerlas?

Es importante tener en cuenta algunos aspectos como el orden o la selección de los ingredientes:

  1. Selecciona ingredientes con buena conservación o al menos que no se oxiden. Si no la vas a consumir en el momento prescinde de alimentos como manzana, aguacate, etc.
  2. El aliño siempre debe ir en el fondo junto con los ingredientes húmedos, de este modo evitamos que humedezca al resto.
  3. En las capas intermedias coloca “ingredientes pesados”. Aquí puedes introducir proteínas de distintos tipos, quesos, etc.
  4. En la parte superior coloca los alimentos más delicados, es el caso de la lechuga, brotes tiernos, espinacas e incluso huevo.

Ingredientes (2 tarros)

  • 2 Tomates
  • 2 Huevos
  • 1 Pechuga de pollo
  • Queso de cabra
  • Piel de dos calabacines
  • 2 medidas Aceite de oliva
  • 1 medida Vinagre balsámico
  • Chorro de salsa Perrins
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Preparación

  1. Prepara la vinagreta introduciendo todos los ingredientes en un bote de cristal. Agita y guarda en la nevera hasta tener el resto de ingredientes listos.
  2. Prepara la pechuga de pollo a la plancha y córtala en dados medianos. Reserva.
  3. Con ayuda de un pelador retira la piel de los calabacines, córtala en tiras finas y hiérvelas durante uno o dos minutos. Si quieres que conserven mejor el color, enfría las tiras en agua con hielos.
  4. Pica el tomate y el queso en dados regulares.
  5. Por último escalfa los huevos en agua con un poco de sal durante 2-3 minutos.
  6. Monta la ensalada capa por capa como explicamos anteriormente

¿Te animas a preparar una de estas ensaladas en tarros? Sorprende a tus amigos, llévatela al trabajo o guárdala en la nevera y tenla lista para cenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *