Cómo cocer el arroz basmati

Así debes cocer el arroz basmati para que te quede en su punto. Receta fácil y consejos simples para tenerlo listo en pocos minutos. Dejarlo suelto y sabroso es más sencillo de lo que imaginas.

Arroz basmati crudo

El arroz basmati es una de las variedades más interesantes y apreciadas.

Hace años apenas se conocía, ha ganado mucha popularidad por cuatro motivos:

  • Tiene un gran aroma.
  • Se cocina rápido.
  • Es fácil dejarlo suelto.
  • Es muy versátil.

Pero también tiene un problema. No es fácil de cocer. O mejor dicho, no es fácil cocinarlo al punto. Un basmati pasado es de las peores experiencias culinarias, el grano pierde su textura y desaparece en la boca.

A continuación te doy la receta, y los trucos, para cocer el arroz basmati en su punto.

Arroz basmati cocido

  • 5 / 5 (1 votos)
  • Comensales 4
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 300 g Arroz basmati
  • 600 g Agua
  • 2 cucharadas Aceite
  • Sal

Preparación

  1. Pon un cazo a fuego medio. Añade el aceite y rehoga el arroz durante 2 minutos.
  2. Echa el agua y unas pizcas de sal. Sube a fuego vivo y remueve un par de veces
  3. Cuando empiece a hervir baja a fuego lento y pon un cronómetro, a partir de este momento debe cocer durante 13 minutos. Vigila que hierva suave y que no se quede sin agua.
  4. Prueba el grano, debería estar “al dente” (si lo notas duro déjalo 1 o 2 minutos más).
  5. Dale unas vueltas con una cuchara de madera y déjalo reposar 2 o 3 minutos.

Consejos para cocer el basmati al punto

  • Proporción de agua: Con el arroz basmati es mejor poner el agua justa, dos partes de agua por cada parte de arroz. No es buena idea hervirlo con gran cantidad de agua y escurrirlo, pierde aroma. De todos modos la cantidad de agua depende del tipo de fuego que uses y de la intensidad del mismo. Es posible que tengas que añadir un poco más en el último momento, ¡no pasa nada!
  • Déjalo al dente: El basmati si se pasa pierde gran parte de su inconfundible aroma. El truco es retirarlo del fuego cuando esté al dente (cocido pero “con mordisco”), suavizará en el plato durante los minutos que lo dejes reposar.
  • No olvides rehogarlo: Te recomiendo rehogarlo antes de cocerlo, de este modo el arroz quedará más suelto sin necesidad de lavarlo antes.
  • Aromatizarlo, ¿sí o no?: Es uno de los pocos arroces que no necesita aderezos si se cocina al punto. Mi recomendación es que lo pruebes solo. Por supuesto puedes aromatizarlo, pero su delicado aroma a fruto seco desaparecerá.
Con esto podrás hacer un arroz basmati perfecto. No dejes de leer estos otros trucos para cocer el arroz blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *