Crema de calabacín con espinacas

Otra receta fácil, saludable y ligera. La tradicional crema de calabacín gana en color y sabor añadiendo un buen puñado de espinacas frescas. Conseguimos el equilibrio y la suavidad con el queso fresco batido.

Crema de calabacín y espinacas

Esta crema de calabacín con espinacas es una receta fácil y perfecta para cuidar la línea, no hay nata ni otros ingredientes poco saludables. La hemos preparado gracias a los consejos del cocinero David de Jorge (programa RobinFood) y ha quedado estupenda.

Calabacín en tiras
Triturando la crema de calabacín
Queso fresco con crema de calabacín

Uno de los problemas de este tipo de cremas es que suelen quedar con un tono apagado, poco apetecible. Con esta sencilla receta lograrás un verde intenso que entra por los ojos y tampoco defrauda en el paladar. Aplica los pequeños trucos que te explicamos a continuación y… ¡cuéntanos qué te ha parecido!

Crema de calabacín con espinacas

  • 5 / 5 (3 votos)
  • Comensales 4
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 400g Calabacín
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 2 cucharadas Queso fresco batido
  • 1 litro Agua o caldo suave
  • Espinacas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

  1. Pica el ajo en láminas y ponlo a fuego lento con un buen chorro de aceite. Cuando empiecen a dorarse los ajos echa la cebolla, no hace falta que la piques muy fina porque luego se va a triturar, añade sal y deja pochar durante 10 minutos.
  2. Pela el calabacín en tiras y reserva la piel. Corta la pulpa en dados, añádelos a la cebolla pochada y rehoga durante 5 minutos.
  3. Añade el agua (o caldo) y deja cocer durante 20 minutos.
  4. Agrega las pieles de calabacín y deja cocer otros 5 minutos más. Retira del fuego y tritura.
  5. Por último echa un puñado de espinacas y el queso fresco batido, vuelve a batir y salpimenta al gusto.

Consejos para la receta

  • Reservar caldo: Un pequeño truco para conseguir una crema de calabacín con la textura perfecta es reservar unas cucharadas del caldo antes de triturar, si ves que te queda muy espeso vete añadiendo hasta que quede a tu gusto.
  • Pelar el calabacín y añadir espinaca: Si ponéis a cocer el calabacín entero, a la hora de triturar, la crema perderá color y resultará menos apetecible. Las espinacas además de sabor aportan un verde más intenso.

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *