Dulce de queso y dos chocolates

Este dulce de queso mascarpone con dos chocolates te conquistará por su sencillez, sabor y vistosidad. Es una de las recetas más fáciles y rápidas que hemos preparado, ¡la tendrás lista en muy pocos minutos!

Dulce de chocolate y mascarpone

No siempre tenemos tiempo de hacer un postre elaborado o una impresionante tarta de queso, por eso también nos gusta tener a mano recetas e ideas rápidas con las que quedar muy bien en poco tiempo y con ingredientes fáciles de encontrar en cualquier supermercado.

Con este dulce de queso con dos chocolates, galleta y un toque de frambuesa quedarás como un auténtico chef en cualquier ocasión y no te llevará más de 15 o 20 minutos. ¡Sin complicaciones!

Añadimos mascarpone en la copa
Añadimos unas gotas de chocolate

A veces una “presentación descuidada” da muy buenos resultado, no siempre es necesario complicarse la vida poniendo las capas de forma perfecta. Como puedes ver, nuestros vasos han quedado muy apetitosos y te aseguro que no hemos prestado demasiada atención a la presentación, simplemente trata de no hacer capas muy gruesas.

Dulce con queso mascarpone

  • 5 / 5 (1 votos)
  • Comensales 4
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 250 g Queso mascarpone
  • 140 g Galletas tipo digestive
  • 125 ml Nata para montar
  • 100 g Mantequilla
  • 50 g Chocolate negro (70% de cacao)
  • 30 g Azúcar glas
  • 4 onzas Chocolate blanco
  • 12 Frambuesas
  • 1 cucharada Azúcar moreno

Preparación

  1. Echa las galletas digestive y la cucharada de azúcar moreno en una trituradora, bate a máxima potencia durante unos segundos, no es necesario que queden perfectamente trituradas. Derrite la mantequilla en el microondas durante unos segundos y mézclala con la galletas digestive. Reserva
  2. Coloca en un cazo el chocolate negro y derrítelo a fuego lento, cuando esté completamente derretido retíralo del fuego y déjalo templar.
  3. Pon la nata en un bol junto con el azúcar glas y bate con unas varillas hasta que tenga un poco de consistencia, no es necesario que quede montada pero sí que tenga cuerpo y “mantenga la forma”.
  4. Con las mismas varillas bate ligeramente el queso mascarpone, hasta que tenga una textura manejable. Es recomendable sacar el queso de la nevera 15 o 20 minutos antes de comenzar la receta. Añade poco a poco la nata semimontada en el queso mascarpone, mezcla bien hasta que todo quede perfectamente integrado.
  5. Coloca la mitad de la galleta en el fondo de un vaso, sin presionar, encima pon dos cucharadas de crema de mascarpone y un chorrito de chocolate templado. Añade capas irregulares hasta llegar a la parte superior, termina con unas frambuesas y unas lascas de chocolate blanco.
  6. Deja reposar este dulce de queso y chocolate durante un par de horas en la nevera, si tienes prisa o no te puedes aguantar… mételo media hora en el congelador.

Consejos para la receta

  • Cuidado con el chocolate: No caigas en la tentación de colocar una capa uniforme de chocolate negro fundido, ten en cuenta que solidificará, si te pasas en cantidad o colocas una capa uniforme será muy complicado de comer, mejor pon varias “gotas” de forma separada. Otro aspecto que debes tener en cuenta es que una vez fundido hay que dejarlo templar unos minutos para que no derrita la capa de queso mascarpone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *