Ensalada de col con vinagreta de cacahuete

Aquí tienes la receta de una original ensalada Thai con col, cacahuete y pollo como ingredientes principales. ¡Muy crujiente, sabrosa y divertida! Perfecta para salir de la rutina, prepárala, es fácil y te va a gustar. ;)

Ensalada de col y cacahuete

No es la típica ensalada asiática que pica a rabiar o invade el paladar con sabores a los que no estamos acostumbrados, no te asustes, la verdad es que esta versión que te proponemos es suave y muy agradable.
Una ensalada de col con vinagreta de cacahuete y pollo en tiras que te sorprenderá. ¡La col es super crujiente y combina a la perfección con el pollo y con la sabrosa vinagreta!

cacahuete triturado

Esta ensalada al estilo Thai además es muy sana y para nada aburrida. La vinagreta de cacahuetes te puede durar unos cuantos días en la nevera así que no es mala idea preparar una buena cantidad y guardarla si sobra. ¡Sigue el paso a paso y cuéntanos qué te ha parecido!

Ensalada Thai con col

  • 5 / 5 (2 votos)
  • Comensales 4
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 1 pechuga Pollo
  • 300 g Col
  • 100 g Papaya
  • 2 Zanahorias
  • 1 manojo Ajetes tiernos
  • 1 puñado Cacahuetes pelados
  • 4 ramitas Cilantro fresco
  • Agua o caldo
  • Sal y pimienta
  • 1 Chile rojo
  • 1/2 diente Ajo
  • 4 cucharaditas Mantequilla de cacahuete o 60 g de cacahuetes
  • 4 cucharaditas Soja
  • 4 cucharaditas Vinagre de Jerez
  • 4 cucharaditas Azúcar
  • 4 cucharaditas Limón
  • 2 cucharaditas Aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharaditas Agua y sal gorda

Preparación

  1. Pon la pechuga de pollo entera en un cazo con agua o caldo, debe cocer durante 10 minutos. Ver consejos del final. Cuando esté cocida sácala y deja que enfríe mientras preparas la vinagreta y el resto de ingredientes.
  2. Antes de preparar la ensalada te recomiendo ponerte con la vinagreta. Para ello empieza haciendo la mantequilla de cacahuete casera, es tan sencillo como poner unos 50 o 60 gramos de cacahuetes pelados en una buena picadora de cocina y procesar a máxima velocidad y sin descanso hasta que se forme la pasta que podéis ver en la imagen.
  3. Pon dos pizcas de sal en el mortero, el ajo y el chile rojo. Maja hasta que se deshagan bien. A continuación echa todos los ingredientes de la vinagreta en un bote de cristal bien limpio, agita enérgicamente y reserva en la nevera hasta que la ensalada de col esté lista.
  4. Ahora sí, preparamos la ensalada. Primero retira las primeras capas de la col, luego córtala transversalmente, de este modo que obtendrás una especie de finas rodajas que se demenuzarán fácilmente con la mano. Es importante cortarlas lo más finas posible, si queda alguna rodaja gruesa será demasiado basta a la hora de comer.
  5. Pela y ralla la zanahoria. Retira la piel y las semillas de la papaya, quédate sólo con la pulpa y córtala en tiras finas. Limpia los ajetes tiernos, desechando la parte menos tierna, y córtalos en rodajas muy finas. El cilantro pícalo a tu gusto o desmenúzalo con la mano.
  6. Por último ponte con la pechuga de pollo, ya estará fría y será fácil de manipular. Con ayuda de un tenedor deshazla en tiras, como puedes ver en la foto, y salpiméntala al gusto.
  7. Para el montaje mezcla la col con la zanahoria, la papaya y la pechuga desmenuzada. Integra también los ajetes. Colócala en el plato y espolvorea por encima unos cacahuetes troceados y el cilantro. ¡No te olvides de la deliciosa vinagreta de cacahuete! Sírvela a parte si no la vas a consumir en el momento.

Consejos para la receta

  • El caldo y la pechuga: Un buen consejo es aprovechar la cocción de la pechuga para preparar un delicioso caldo que puede servir como base de una sopa, como la Mien Ga que prepamos hace unas semanas, o en otra preparación. Para ello intenta cocerla en caldo o añadir unas verduritas o aromáticos para darle más sabor
  • El punto de la pechuga: ¡Cuidado con no pasarte de punto o tendrás una maravillosa suela de zapato! Con 10 minutos es suficiente para cocinar una pechuga de tamaño medio y de “pollo tierno”, también llamado “pollo de supermercado”.
  • ¡No te asustes con el picante!: Hemos puesto un chile pero la verdad es que ha quedado muy suave, si te gusta bastante el picante no dudes en subir la cantidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *