Gazpacho extremeño

El gazpacho extremeño es uno de los platos más sencillos y refrescantes que puedes preparar en verano. Te presento la receta antigua, versión original como la que hacían nuestros antepasados.

Gazpacho extremeño

El gazpacho extremeño, a diferencia del andaluz, se suele preparar a la antigua.

Dicen los entendidos que en este plato rústico los ingredientes no se trituran. Es más una especie de ensalada con un aliño sabroso.

Me gustan este tipo de recetas, te transportan al pasado. El respeto por el producto es máximo, los sabores no se pierden o camuflan. Y además es muy fácil de preparar, solo necesitas un puñado de ingredientes frescos, un mortero y una tabla de cortar.

Aquí tienes la receta del gazpacho extremeño antiguo. Versión original, sin aderezos.
Ingredientes del gazpacho extremeño

  • 5 / 5 (1 votos)
  • Comensales4 personas
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 6 tomates
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo (pequeños)
  • Pan duro
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino
  • Agua
  • Sal gorda

Preparación

  1. Corta la cebolla en brunoise media (dados medianos). Ponla a remojar en agua con hielos (opcional).
  2. Tuesta cuatro rebanadas de pan duro (del día anterior).
  3. Retira el germen de los ajos y májalos en un mortero con dos o tres pizcas de sal gorda. Añade las rebanadas tostadas de una en una y machaca hasta que casi desaparezcan. Pon un buen chorro de aceite de oliva, unas gotas de vinagre (al gusto) y agua. La cantidad de agua dependerá de lo que absorba tu pan, añádela poco a poco hasta obtener un aderezo suelto pero con cuerpo. Prueba y ajusta de sal y vinagre. Reserva.
  4. Corta el tomate en trozos medianos y regulares, más o menos de un centímetro por cada lado. Haz lo mismo con los pimientos.
  5. Escurre la cebolla. Pon todas las verduras en un cuenco grande y echa el majado que has preparado anteriormente. De nuevo prueba y ajusta de sal o vinagre si fuera necesario.

Trucos del gazpacho extremeño

  • Remojar la cebolla, ¿sí o no?: El primer paso tiene una parte opcional, el remojado de la cebolla. Conviene hacerlo cuando las cebollas son grandes y duras, así las suavizamos manteniendo su sabor y textura. Si vas a usar cebolleta o cebollas blandas no es necesario.
  • ¿Cómo hacer para que quede perfecto?: Primero selecciona ingredientes de la máxima calidad, sobre todo elige unos buenos tomates. Después la clave está en probar el majado, y el propio gazpacho, ajustándolo a tu gusto de sal y vinagre. ¡Es muy fácil!
  • Consejos de conservación: La versión extremeña del gazpacho conviene consumirla en el momento o en las horas posteriores a su preparación. No te recomiendo guardarla de un día para otro.

Gazpacho extremeño fácil y casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *