¿Cómo hacer masa de pizza rápida?

Los secretos para conseguir una masa de pizza esponjosa y crujiente de forma fácil y rápida. Sigue nuestra receta y no fallarás. También te damos cinco trucos muy efectivos para mejorar el resultado final de tus pizzas.

Masa de pizza fácil

La receta base para conseguir una masa de pizza rápida coindice en la mayoría de libros o blogs de cocina pero detrás hay unos cuantos trucos que debes tener en cuenta para que todo salga bien.
Nos ha costado dar con la tecla, después de probar infinidad de recetas no éramos capaces de conseguir una masa esponjosa, crujiente y fácil de manipular. Pero lo conseguimos, aquí tienes la receta.

Ingredientes:

  • 500g Harina “normal”
  • 300ml Agua
  • 25g Levadura fresca
  • 10g Sal
  • 10g Azúcar
  • Aceite de oliva

Preparación:

Mezcla el agua con la levadura y el azúcar. Reserva tres cucharadas de harina (la utilizarás posteriormente para amasar y enharinar la mesa), coloca el resto de la harina en un bol grande, haz un pequeño volcán y agrega el agua con la levadura y el azúcar. Remueve bien con una cuchara, cuando tenga forma de bola añade la sal y un chorrito de aceite

¡Sólo queda amasar! Espolvorea un poco de harina en una mesa bien limpia y amasa unos 5 minutos, debes obtener una bola suave. En ese momento deja reposar la masa en un cuenco grande ligeramente enharinado y en un lugar tranquilo sin corrientes de aire (el horno apagado es una buena opción).

Cuando doble su tamaño -aproximadamente 2 horas- podrás sacarla del cuenco, ten cuidado e intenta quitarle el menor aire posible. Divídela en dos y dale forma de bola. Podrás usar una de estas bolas para hacer una pizza en el momento estirándola bien con los dedos, la otra puedes envolverla en papel film y congelarla (necesitará en torno a 5 horas para descongelarse y recuperar tamaño).

Masa de pizza fácil fermentada

5 Trucos para no fallar con la masa

  1. Encontramos decenas de recetas de masa de pizza rápida hechas con harina de fuerza. En nuestra receta de la auténtica masa de pizza italiana utilizamos ese tipo de harina pero el proceso es muy diferente. Para una masa de pizza rápida no te compliques, utiliza la harina de toda la vida.
  2. El amasado es otro punto importante, vas a notar la masa un poco pegajosa, no añadas más harina y amasa de forma suave. No se trata de golpearla y romperla, si la manipulas con cuidado en unos 5 minutos tendrás una bola suave y lisa. Prueba este método de amasado.
  3. Los italianos son los auténticos maestros de la pizza y nunca estiran la masa con rodillo, así que mejor vete olvidándote de él. Si le das forma con las manos conseguirás una masa esponjosa y crujiente. Estira de forma suave hasta donde te permita la masa, si está tensa déjala reposar 5 o 10 minutos y repite el proceso,
  4. Ten en cuenta que si cargas la masa con una capa gruesa de ingredientes (o ingredientes demasiado húmedos) es posible que no se cocine correctamente, menos es más, no sobrecargues tu pizza y la masa quedará mucho mejor. Ah! Y puestos a recomendar, prepara el la mejor salsa de tomate para pizzas, se nota
  5. El último punto a tener en cuenta es el horno y la temperatura. Los pizzeros utilizan hornos de leña, cocinan las pizzas a temperaturas altísimas (entre 300 y 500ºC) durante un par de minutos. Tú puedes hacerlo en un horno especial para pizza o precalentar tu horno a máxima potencia durante 20-30 minutos y poner la pizza en contacto con la parte de abajo del horno (sin más protección que un papel de horno). Hornea entre 5 y 10 minutos, si quieres que se tueste por encima ponla en la parte superior un par de minutos.

10 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *