Mermelada de ciruelas claudias caseras

Una excelente forma de conservar las ciruelas claudia es prepararlas en forma de mermelada. Aquí tienes una receta tradicional, fácil y exquisita. ¡Es perfecta tanto en desayunos como en golosas meriendas!

Mermelada casera de ciruela

Por su delicado e inconfundible sabor la mermelada de ciruelas es una de las opciones más populares en desayunos y meriendas, suele gustar tanto a niños como a mayores. Esta fruta no requiere demasiado azúcar extra, es de por sí bastante dulce.
Son tres ingredientes y muy pocos pasos, es una receta fácil, muy fácil, pero que merece mucho la pena, ¿te animas?

Ciruelas claudias con azúcar

  • 4.17 / 5 (6 votos)
  • Comensales 4 botas
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 600g Ciruelas claudia
  • 200g Azúcar
  • Lima

Preparación

  1. Limpia y deshuesa las ciruelas, córtalas en trozos pequeños pero no retires la piel. Échalas en una cazuela de “culo ancho” (mínimo 24 cm) y ponlas a fuego medio unos minutos hasta que comiencen a deshacerse.
  2. Baja el fuego, añade unas gotas de lima y deja cocer durante 20 minutos, si se forma espuma en la superficie retírala. Agrega el azúcar y remueve de vez en cuando para que no se pegue, cuece otros 20 minutos.
  3. Si te desagrada la piel procesa con el turmix hasta que quede a tu gusto, puedes dejar pequeños trocitos de piel o batir hasta que esté completamente “limpia”.

Consejos para la receta

  • Envasado: Para envasar y conservar mejor la mermalada necesitarás tarros esterilizados (ponlos a cocer unos minutos en abundante agua). A continuación echa la mermelada de ciruela, cierra bien y cuécelos en abundante agua durante 10 minutos. Con este sistema podrás guardarla varios meses sin que pierda propiedades.
  • ¿Ciruelas con piel?: En esta receta de mermelada de ciruela claudia hemos optado por mantener la fruta con piel, de esta forma conseguimos sacar el máximo sabor con ese toque ligeramente ácido que aporta la piel. Si prefieres una mermelada más dulce retira la piel y usa ciruelas muy maduras.
  • Cantidad de azúcar: Hemos ajustado la cantidad de azúcar para que la mermelada quede suave y equilibrada, pero dependiendo de lo madura que esté la fruta puedes optar por añadir un poco más. En caso de estar muy madura puedes bajar a unos 120 o 150 gramos por cada 600 de fruta y probar antes de envasarla.
  • Cantidad total: No te recomendamos hacer mucha cantidad de una vez, en una cazuela con base de 24 centímetros prepara un máximo de unos 800 gramos con una cocción en torno a la hora. Aumentar esa cantidad supondría aumentar la cocción demasiado (la mermelada oscurecería y perdería su característico sabor), si pones una olla más pequeña también tendrás que alargar la cocción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *