Mermelada de fresa casera

Receta tradicional de la mermelada de fresa casera. Preparación sencilla, rápida y deliciosa. 100% natural. Sin espesantes, sin trampa ni cartón. Así se hace la mejor mermelada de fresas.

Mermelada de fresa

Estamos en la mejor época de las fresas y los fresones (febrero a junio).

¿Tienes un pequeño huerto o puedes acceder a las diminutas fresas silvestres? Enhorabuena, conseguirás una mermelada casera incomparable. Si no es así no te preocupes.

Te voy voy a mostrar cómo hacer una mermelada de fresa natural, 100% casera.

Sin espesantes artificiales, sin saborizantes ni colorantes. Sólo 3 ingredientes y unas sencillas indicaciones.

Fresas picadas para la mermeladaFresas, azúcar y lima en la olla

Antes de ponerte con la receta selecciona la mejor fruta que esté a tu alcance.

Algunos se ponen a hacer mermelada cuando ven que las fresas se va a estropear. Error. La mermelada no es el cubo de la basura, y tampoco debería ser una forma de aprovechamiento si buscas la máxima calidad.

Hay mucha diferencia entre una “mermelada de aprovechamiento” y otra con un producto en perfecto estado.

Elije fresas en óptimo estado de maduración, y pequeñas, el fresón tiene menos sabor. Y un consejo más, reserva unos puñados para hacer este fantástico coulis de fresa, el acompañamiento ideal para el yogur y otros muchos postres.

Ahora sí, vamos con el paso a paso.

Mermelada de fresa casera

  • 3.33 / 5 (15 votos)
  • Comensales 2 botes
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 600g Fresas
  • 250g Azúcar
  • Lima

Preparación

  1. Limpia las fresas. Retira el tallo, las partes blancas y cualquier zona golpeada o deteriorada.
  2. Córtalas por la mitad, o en cuatro trozos si son un poco grandes. Échalas en una olla de 24 centímetros (en los consejos te explico por qué).
  3. En esa olla pon el azúcar y un buen chorro de lima (realza el sabor). Si te gusta el toque ácido añade el zumo de media lima, yo lo hago así y queda delicioso.
  4. Cocina a fuego lento durante 30 minutos. Remueve de vez en cuando.
  5. Machaca las fresas con un tenedor y cocina 10 minutos más, o hasta que tenga cierta consistencia. La mermelada no debe quedar muy líquida pero tampoco demasiado espesa (cuando enfríe espesará más). Cógela con la cuchara y déjala caer, si escurre muy rápido la falta cocción, si no cae o lo hace muy lento te has pasado. El punto medio es ideal.

Consejos para la receta

  • El tamaño de la olla es importante: No te recomiendo hacer gran cantidad de mermelada en la misma olla. Si quieres hacer varios kilos de fresas utiliza varias ollas grandes. Intenta que la capa de fresas, en crudo, no supere los dos dedos de altura.
  • ¿Cuánto azúcar poner?: En la receta tienes la cantidad normal de azúcar. Si prefieres una mermelada menos dulce reduce el azúcar hasta 200 gramos, quedará estupenda. Si estás acostumbrado a las mermeladas industriales (muy dulces) te recomiendo subir la cantidad de azúcar hasta los 300 gramos.
  • ¿Se puede hacer sin trozos?: Con esta receta de mermelada de fresa los trozos no se notan, pero si prefieres una textura fina puedes triturarla en el último paso o pasarla por un colador.
  • ¿Cómo conservar esta mermelada de fresa casera?: Para aumentar la conservación utiliza botes esterilizados de cristal. Llénalos hasta arriba, ciérralos con fuerza y cuécelos en abundante agua durante 10 minutos.

3 Comentarios

    • Hola Selene.

      En mermeladas caseras no se puede hablar de “caducidad” como tal.

      Si esterilizas los botes según indico en la receta podrás disfrutarla varios meses después de hacerla, quizá 4 o 5 meses sea un tiempo prudente, pero lo ideal es que la consumas cuanto antes.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *