Mermelada de Kiwi con lima casera

Esta mermelada de kiwi y lima es una de nuestras favoritas. Sabor intenso con el punto justo de lima. Natural y con poco azúcar, perfecta para cualquier merienda o desayuno¿te animas a prepararla?

Mermelada de kiwi y lima

En estos primeros meses desde que iniciamos nuestras ideas para cocinar hemos preparado unas cuantas mermeladas caseras, como las tomamos a diario nos gusta tener al menos un par de sabores listos para desgustar en cualquier momento.
Una de nuestras favoritas es esta mermelada de kiwi y lima, muy sabrosa y original.

Kiwi listo para la mermelada
Espesor de la mermelada

La preparamos al estilo tradicional, sin espesantes artificiales, nada que ver con las que encuentras en los supermercados. Su sabor es potente y equilibrado, no demasiado dulce, nos encanta para acompañar una buena tostada con mantequilla en desayunos y meriendas.

Puedes conservarlas en tarros durante una larga temporada aunque al no tener ningún tipo de conservante artificial es interesante que la consumas en un plazo razonable, 2 o 3 meses sin problema, a partir de ahí puedes notar algún sabor extraño. Ten en cuenta que la cantidad de azúcar que le ponemos es bastante reducida, si quieres más conservación sube la cantidad de azúcar (es un “conservante natural”).

Tostada de mermelada de kiwi

  • 4 / 5 (3 votos)
  • Comensales 4
  • Preparación
  • Cocción

Ingredientes

  • 800 g Kiwi (12 unidades aproximadamente)
  • 350 g Azúcar blanco
  • 50 g Panela o 100 g de azúcar moreno
  • 1/2 Lima

Preparación

  1. Pela los kiwis y córtalos en trozos pequeños, échalos en una cazuela ancha (para esta cantidad recomendamos que como mínimo tenga 24 centímetros). Agrega también el azúcar, la panela y la ralladura y el zumo de media lima.
  2. Deja cocer a fuego medio-bajo durante media hora, que hierva pero lentamente. Machaca de vez en cuando con la ayuda de un tenedor.
  3. Tritura con una batidora a pequeñas pulsaciones y a baja velocidad, de este modo la mermelada quedará homogénea pero con algunos trozos y sin romper las pequeñas pepitas negras. Si te gusta completamente fina sólo tienes que triturar a máxima potencia.
  4. Cuece otros 30 minutos o hasta que tenga la textura deseada (la cocción total no debería superar los 60´-70´). Un truco para saber el punto excacto… mueve la mermelada con una cuchara, desde el centro hacia un lado, si ves que tarda en rellenarse y que queda la marca es que está a punto.

Consejos para la receta

  • Envasado: Una vez fría puedes guardarla en botes, para esta cantidad llenarás más o menos 3 botes pequeños. Para aumentar la conservación hierve los tarros en abundante agua durante 4 o 5 minutos para esterilizarlos. Sécalos bien e introduce la mermelada de kiwi, ciérralos y cuécelos en abundante agua durante 10 minutos.
  • Los kiwis: Es importante que estén en su punto óptimo de maduración, ni pasados (su sabor empeoraría mucho la mermelada), ni verdes. En el mercado puedes encontrar kiwis nacionales de muy buena calidad y también de importación, con ambos conseguirás buenos resultados, lo más importante es que estén en su punto.
  • Utiliza cazuelas grandes: Norma número uno: no hagas mucha cantidad en una única cazuela, para unos 800 gramos de fruta mínimo una olla de 24 centímetros. Si sólo tienes de 20 centímetros baja la cantidad a unos 600 gramos. Si sobrepasas los límites la mermelada no espesará en el tiempo máximo recomendado. Para hacer grandes cantidades de mermelada (2, 3 o 4 kg de fruta) sólo tienes que utilizar 2, 3 o 4 ollas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *