Cómo cocer langostinos para que queden perfectos

¿Cuáles son los mejores langostinos? ¿Cómo cocerlos para que queden jugosos, al punto de sal y pelen bien? Sigue nuestro paso a paso. Triunfarás.

Langostinos congelados crudos

Se acerca la Navidad y con ella los langostinos.

Adorados y odiados a partes iguales. Una delicia o una condena.

Un langostino seco, salado y estropajoso es una de las peores experiencias culinarias que uno puede tener en Navidades.

Te voy a dar las claves para que puedas cocer langostinos congelados o crudos en su punto. Pero antes, una pequeña nota, ¿sabes lo que estás comprando?



Qué langostinos son los mejores

1.- Langostino salvaje fresco de nuestras costas

Si puedes permitírtelo, compra langostino crudo español, de Sanlúcar o Vinaroz. O gamba roja de Palamós, Denis, Huelva. Precio elevado, calidad incomparable.

2.- Langostino fresco criado en España

En Valladolid se cría uno de los mejores langostinos del país. Fresco, pescado y enviado en el día. Criado de forma natural. Está presente en las mesas de los mejores chefs. En gambanatural tienes más información.

3.- Todo lo demás

¿Opciones 1 y 2 descartadas? Malas noticias. Quedan los “langostinos comunes”, los que consumidos el 90% de los mortales.

Pescados por la flota congeladora industrial en el Atlántico sur, Índico o Pacífico, a miles de kilómetros de nuestras costas. De calidad baja. O criados en países en vías de desarrollo con técnicas que no querrás conocer. De calidad peor.

No quiero amargarte la Navidad. ¿El langostino común mejor comprarlo crudo o congelado?

Mi recomendación puede sorprenderte: cómpralo congelado. El “fresco” que ves en el supermercado no es tal con una probabilidad del 99%. Lo han descongelado. ¡Y no sabes cuánto tiempo lleva así!

Langostino enfriando en hielo

Jugosos y al punto de sal, ¿cómo cocerlos?

Algunos los cuecen en salmuera (70-80 gramos de sal por litro de agua) y los enfrían en agua dulce. Otros hacen lo contrario.

¿Y por qué no hacer ambos pasos con una proporción equilibrada de sal -la misma que tiene el agua de mar-?

Es lo que te propongo a continuación. Y funciona.

Paso 1: Descongélalos

Si los has comprado congelados, como te recomiendo hacer si no tienes acceso a los “langostinos españoles”, déjalos en la nevera durante 24 horas.

No los descongeles a temperatura ambiente. Mucho menos en el microondas.

Paso 2: Prepara un cuenco para enfriarlos

Agua, sal y mucho hielo.

Pon un litro de agua en un cuenco con 35 gramos de sal. Remueve hasta que se disuelva. Añade gran cantidad de hielos. Si vas a cocer un kilo, o más, te recomiendo aprovisionarte de mucho hielo.

Paso 3: Lleva el agua a ebullición

En una cazuela añade dos litros de agua y 70 gramos de sal.

Deja a fuego máximo hasta que comience a hervir a borbotones.

Paso 4: Cuece los langostinos

Para cocerlos correctamente necesitas conocer su tamaño:

  • Langostino pequeño: 15 gramos
  • Langostino grande: 30 gramos
  • Langostino extra grande: 50-60 gramos

Método

Introduce 300 o 350 gramos de cada vez. Unos 20-24 langostinos si son pequeños, 10-12 si son de tamaño medio, 6 si son muy grandes.

¿Cuánto tiempo?

  • Pequeños : 2 minutos
  • Grandes: 2 minutos y medio
  • Extra grandes: 3 minutos

Paso 5: Enfríalos inmediatamente

No esperes ni un minuto. Cumplido el tiempo de cocción enfríalos en el cuenco que habías preparado anteriormente.
Déjalos en agua helada durante 3 minutos.
Remueve de vez en cuando para que cortar la cocción de forma uniforme.



Todo listo.

Utiliza este truco de cocina y danos tu opinión, ¿qué tal te han quedado?

Puedes comerlos solos o acompañarlos de una buena mayonesa casera, que no te de miedo hacerla, es muy fácil, aquí te explico cómo hacerla sin que se corte.

Langostinos cocidosLangostinos enfriando en agua con hielos

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *