Hacer pasta fresca en 4 sencillos pasos

¿No haces pasta en casa porque te parece complicado? Nada de eso, te mostramos cómo hacerla en 4 sencillos pasos y con sólo 2 ingredientes. Fácil y al alcance de cualquiera, si la pruebas repites seguro, ¡merece la pena!

Pasta fresca con pesto de espinacas
En algún momento te habrás planteado hacer pasta fresca al estilo italiano pero quizá te haya echado para atrás lo complicado que parece y el engorro que supone. En realidad es muy fácil y ameno, el resultado te va a sorprender, nada que ver con la pasta seca de supermercado.

En  este truco te mostramos cómo prepararla en 4 pasos:

Paso 1: Mezcla los ingredientes

¿Sabes cuántos ingredientes lleva la auténtica pasta fresca italiana? Te vas a sorprender… ¡sólo 2!, harina y huevo. Sin sal, sin agua y sin aceite. Anota los ingredientes para 2 personas.

  • 200 gramos de harina normal
  • 5 yemas de huevo (o 2 huevos enteros)

Nostros hemos utilizado sólo yemas, queda más rica, pero también puedes hacerlo con el huevo entero. En este paso simplemente mezcla hasta que quede una masa integrada. Para hacer espaguetis o tallarines debe quedar una bola homogénea y relativamente seca, si vas a hacer lasaña o canelones mejor que queda un poco más húmeda (puedes añadir una yema más).

OJO, la cantidad de huevo-yema puede variar dependiendo del tipo de harina y del tamaño de los huevos.

Preparando la pasta fresca

Paso 2: Amasa 2 minutos y déjala reposar

Este paso no te puede echar para atrás, la masa es muy manejable así que es tan sencillo como plegarla y hacerla rodar suavemente. Si tienes un poco de maña la tendrás lista en 2 o 3 minutos, tiene que quedar lisa como en la imagen. A continuación ponla en un cuenco y tápala con papel film para que no se seque la superficie. Necesita un reposo de 20 a 30 minutos.

Bola amasada de pasta fresca

Paso 3: Estira y corta

El tercer paso se puede hacer a mano o con una máquina, si no tienes te recomiendo la máquina de pasta Ibili, es buena bonita y barata. Merece la pena hacerlo a máquina por el tiempo y esfuerzo que ahorra a la hora de estirar y cortar.

Simplemente pasa la masa varias veces hasta conseguir el grosor deseado (si vas a hacer tallarines o espaguettis suele ser el penúltimo nivel, el último es demasiado fino). Y muy importante, NO añadas harina, fíjate en las fotos, ni una gota de harina y no se pega NADA. Si añades más y más harina se mezclará con la masa y quedará poco apetitosa.

Estirando con la máquina de pasta

Paso 4: Seca la pasta

El último paso es “tender la pasta” para que se seque. Puedes poner una cuerda tensa entre dos sillas, así de fácil, déjala secar mientras preparas la salsa.

Si quieres conservarla más tiempo forma “nidos”, déjalos secar completamente (de 12 a 24 horas) y guárdalos en la nevera (se conservarán una o dos semanas) o en el congelador (varios meses en perfectas condiciones).

Secando la pasta fresca

Como puedes ver, hacer una pasta fresca de gran calidad es mucho más fácil de lo que te imaginabas.

Con todo listo sólo tienes que cocerla en agua con sal (ten en cuenta que la pasta no lleva ni una pizca) y añadirle tu salsa preferida. Nosotros los hemos cortado con forma de tallarín preparando mientras secaban un “falso pesto” de espinacas y pistachos, delicioso. Si quieres ir un paso más allá te recomiendo esta pasta con carbonara auténtica sin nata, sencillamente perfecta.

Pasta fresca con falso pesto

8 Comentarios

  • Hola!

    He hecho un par de cursos rápidos de preparación de pasta, y es cierto que la masa era muy elástica, color muy naranja, y no se pegaba nada.
    La cuestión es que cuando intento hacerlo en casa, se me pega muchísimo a los dedos, de forma que es imposible darle forma. He probado distintos tipos de harina (no es fácil encontrar tipo 00, así que uso de poca fuerza o de trigo).
    Para que no se pegue me hunto las manos y las superfícies con harina, pero acaba siendo peor.
    ¿Cuál es el “truco” para esa masa elástica y que no se pega? Es sólo cuestión de relación entre harina y huevos?
    Gracias!

    • Hola Eme.

      La verdad es que nunca he tenido ese problema que comentas. ¿Has probado nuestra receta?

      Quizá tenga que ver con la cantidad de humedad, o quizá sea un tema de amasar correctamente (esta receta apenas se amasa, pero hay que integrarla correctamente).

      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *