Claves para conservar el queso

Guardar el queso, la historia de siempre. Llegamos a casa con el queso recién comprado y lo metemos en la nevera, sin más o envuelto en un papel chusco. Error. Sigue estos consejos y verás la luz.

Conservación de los tipos de quesos

Si preguntas en una quesería te recomendarán conservar el queso a una temperatura variable dependiendo del tipo. Te dirán que los de pasta dura deben conservarse en torno a los 10 grados, mientras que los blandos deben refrigerarse a unos 6 grados.

Y no mienten, pero… yo no puedo tener siete temperaturas diferentes en mi nevera. Y si pudiera, no lo haría. ¡Me volvería loco!

Entonces, ¿cómo conservar el queso?

Te voy a dar las claves. Trucos y consejos sencillos para guardarlo y conservarlo durante más tiempo.

Queso fresco o mozarella

Consérvalo en un tupper con tapa o en su envase original.

Lo más importante es mantener el líquido del queso y guardarlo tapado, así evitarás que el queso se reseque y alargarás su vida.

El fresco no tiene más misterio, es fácil de conservar.

Queso tierno y rulo de cabra

¡Muy sencillo de conservar!

No te líes la manta a la cabeza. Si tienes el papel de conservación que dan algunas queserías, utilízalo para envolverlo. En caso contrario guárdalo envuelto en papel de horno. Sí, papel de horno. ¡Olvídate del papel film!

Y preferiblemente mételo en el cajón de las verduras.

Queso azul

El delicioso queso de Valdeón, el Cabrales o el Roquefort…

Estos quesos te los recomiendo guardar dentro de un tupper para evitar que el olor invada tu nevera. Además de lo anterior, también puedes envolverlos en papel film, pero esto es opcional.

Queso curado y semicurado

Envuélvelos en un trapo de tela levemente humedecido. Cuando digo “levemente” es eso, ligeramente, un poco, unas gotitas… si te pasas, el moho campará a sus anchas en poco tiempo.

Si no quieres complicarte, envuélvelo con papel de horno untado con un poco de aceite.

Queso viejo

Los quesos más viejos deben consumirse, más o menos, a temperatura ambiente. Pueden y deben conservarse fuera de la nevera, siempre y cuando tu cocina no esté a 45ºC.

Mételo en una quesera o en un recipiente cerrado en el que circule el aire, y listo.

Conservar el queso

¿Se pueden congelar los quesos?

Sí, pero no todos.

Puedes congelar los quesos cremosos y los de pasta blanda.

¿Se pueden guardar en papel fim o en papel de aluminio?

Por poder se puede, claro, pero no es lo mejor. Te recomiendo seguir las instrucciones de conservación de cada tipo de queso.

Si envuelves un queso tierno en papel film verás moho y sabores extraños en pocas horas. Si el queso es curado no tendrás ese problema, al menos en un corto espacio de tiempo.

Te recomiendo evitar estos dos tipos de papeles. Por defecto elijo el papel de horno, va fenomenal con quesos semicurados, curados y viejos.

Con estos trucos y consejos, espero que a partir de ahora no tengas problemas para conservar el queso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *