Frutos secos garrapiñados

Peparar unos frutos secos garrapiñados es fácil y rápido, aquí tienes la receta paso a paso con trucos muy interesantes. Échale imaginación, funcionan especialmente bien en las ensaladas agridulces.

Frutos secos garrapiñados

Garrapiñar o garapiñar  no es otra cosa que bañar un alimento en almíbar y dejarlo enfriar completamente, se utiliza principalmente en las almendras pero también se suele hacer con nueces o cacahuetes.

Ingredientes para garrapiñar

  • 200 g Frutos secos
  • 50 g Azúcar blanquilla
  • 2 cucharadas Mantequilla
  • 1 cucharada Agua (opcional)

Preparación

  1. Echa un chorrito de aceite en una hoja de pape de horno y extiéndelo bien con los dedos.
  2. Pon un cazo a fuego medio-bajo con el azúcar, deja que se funda lentamente hasta que tenga un bonito y ligero color dorado. Mueve el cazo para que el almíbar sea uniforme.
  3. Baja el fuego ligeramente y añade la mantequilla, remueve con una cuchara hasta que quede perfectamente integrada, en este punto el almíbar será más ligero y tendrá un bonito color rojizo, no dejes que oscurezca demasiado.
  4. Importante controlar la temperatura no interesa que el almíbar espese pero tampoco que se queme.  Puedes añadir una cucharada de agua y subir ligeramente el fuego si te espesa demasiado, este paso es recomendable si decides garrapiñar almendras laminadas o frutos secos que se rompan con facilidad.
  5. Añade los frutos secos que más te gusten, nosotros hemos preparado anacardos (quedan enteros y bien bañados) y almendras laminadas (son muy blandas y más complicadas de garrapiñar), puedes hacerlo con cualquier otro.
  6. Coloca los frutos secos bien extendidos en el papel de horno aceitado y deja que enfríen completamente.

Garrapiñado casero de frutos secos

Consejos para garrapiñar

  1. La cuchara que introduzcas en el almíbar quedará con el azúcar solidificado. Para limpiarla introdúcela en agua bien caliente, haz lo mismo con el cazo.
  2. Los frutos secos garrapiñados se conservan durante mucho tiempo, introdúcelos en un bote hermético y podrás disfrutar de ellos en aperitivos, ensaladas y otras muchas preparaciones.
  3. Una gran idea para cocinar es tener siempre a mano un cuenco de frutos secos garrapiñados con especias, os sorprenderá lo bien que funcionan solos y en ensaladas. Sólo tienes que elegir las especias que más te gusten y añadirlas junto con la mantequilla. Toma nota a nuestra combinación: canela molida, esencia de vainilla, comino y un toque de pimentón.

¿Dónde utilizarlos? Funcionan especialmente en ensaladas, echa un vistazo a esta ensalada agridulce con aguacate y frutos secos garrapiñados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *