Cómo tostar las pipas de calabaza

Tostar las pipas de calabaza que sobran tras preparar una buena crema es una gran idea. Te enseñamos a hacerlo fácilmente añadiendo una combinación de especias. ¡La auténtica cocina de aprovechamiento!

Pipas de calabaza tostadas

Si recientemente has preparado una crema de calabaza es posible que te hayas planteado aprovechar las pipas del interior. ¡Gran idea! pero… ¿cómo hacerlo?

Es fácil, te proponemos dos opciones: las clásicas saladas y otras más atrevidas con una mezcla de especias.

Retira la pulpa

Lo primero que debes hacer con tus pipas de calabaza es retirar las pulpa de cada una de ellas, la mejor manera es limpiarlas con papel:

  1. Ponlas entre dos papeles de cocina absorbentes
  2. Coloca las manos encima y muévelas suavemente en una y otra dirección, la pulpa se quedará pegada
  3. Repite el proceso con nuevo papel si aún están muy sucias.
  4. Pasa las pipas a otro papel y comprueba que no queden restos, ¡evita pasarlas por agua!

Secar al sol

Ponlas encima de un papel de cocina limpio y en un lugar seco y soleado, en invierno irán bien a pleno sol, en verano si hace mucho calor mejor en una zona más resguardada.
Déjalas como mínimo dos horas, aunque es recomendable que se sequen durante 24 horas antes de hornear.

Pipas secando al sol

Paso 3: Sazonar y aliñar al gusto

Tienes tres opciones: tostar sin sal, sazonar al estilo tradicional o añadir un toque diferente con especias.

Opción 1: Sazonar

Pon las pipas en un cuenco, echa unas gotas de aceite de oliva y unas pizcas de sal. Mezcla bien con la mano hasta que queden bien impregnadas. En nuestras fotos verás que tienen diminutos puntitos negros… también le hemos añadido pimienta negra finamente molida (opcional).
La cantidad de sal y aceite dependerá de la cantidad de pipas que prepares. La idea es que no queden pringosas ni muy saladas así que empieza por unas pocas gotas de aceite y añade más si ves que la sal no se adhiere correctamente.

Opción 2: Aliño con diversas especias

Aliñar las pipas antes de hornearlas es una gran idea para cocinar y también nuestra versión favorita.
Coloca las pipas de calabaza en un cuenco, agrega unas gotas de aceite y sal como en el paso anterior, mezcla bien. Añade las especias que más te gusten (nuestra versión lleva cúrcuma, comino y pimienta) y sigue mezclando hasta que queden bien repartidas e integradas.

Hornea a 130ºC

Todo listo, colócalas en la bandeja del horno de forma que no se toquen demasiado unas con otras, si quieres hacer mucha cantidad es recomendable que las prepares de dos o tres veces.

Horno a 130ºC durante una hora. Cada 20 minutos muévelas bien para que se tuesten de forma uniforme.

Enfriar y disfrutar

Por último sólo queda dejarlas enfriar completamente (intenta aguantar la tentación :D) y disfrutarlas en buena compañía (cerveza y/o amigos siempre es buena opción).

Como has podido comprobar tostar las pipas de calabaza es muy sencillo. Ya sabes, prepara una buena cantidad de crema de calabaza y no tires las pipas, ¡están buenísimas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *