Mi opinión de la amasadora Smeg

¿Quieres saber cómo es el nuevo robot amasador Smeg? Aquí tienes toda la información. Te muestro su funcionamiento y si se adapta, o no, a tus necesidades. Lee hasta el final antes de comprar.

Amasadora Smeg

Smeg es la marca que más fuerte está pegando esta temporada.

Su filosofía es clara: diseño, diseño y más diseño.

Los utensilios Smeg se caracterizan por su estilo retro. Entre ellos encontramos un robot amasador precioso, el más llamativo de 2019.

Muy bien, pero, ¿merece la pena? ¿Cómo es el motor y los accesorios?

Esta es mi análisis y opinión.

Características técnicas y funcionalidad

La amasadora Smeg es la competencia más seria de las amasadoras KitchenAid, más concretamente del modelo Artisan.

Smeg ofrece un diseño muy parecido a KitchenAid, retro, al estilo de los años 50. Las prestaciones tampoco difieren demasiado, Smeg apuesta por más potencia, KitchenAid prefiere la optimización máxima del motor:

  • Potencia: 800 W
  • Capacidad: 4,8 l
  • Velocidades: 10
  • Cabezal reclinable
  • Tamaño: 38 x 40 x 22 cm
  • Peso: 8 kg

El robot Smeg bate, monta y amasa. Añade tres accesorios para hacer cualquier tarea de panadería o repostería.

Además, y de forma opcional, permite adquirir otros accesorios para tareas más específicas: cortar la pasta, triturar alimentos o hacer raviolis.

Es decir, Smeg ofrece las mismas opciones que el robot KitchenAid Artisan y una calidad a la par. El precio también es similar. La diferencia entre ambos, a parte de ligeros cambios en la estética, es que Smeg utiliza más potencia en su motor.

Robot amasador Smeg rosa

¿Te recomiendo comprar la amasadora Smeg?

Depende.

Smeg ofrece una calidad superior a la media, y un diseño único. Si buscas diseño, durabilidad y funcionalidad, sin duda, es buena opción. A igualdad de precio yo compraría antes el KitchenAid Artisan, sobre todo por la gran fiabilidad del motor, pero es una opinión muy personal. Además, es posible que hoy encuentres la amasadora Smeg mucho más barata, en ese caso apostaría por ella.

También te digo. No es la mejor opción si eres de los que prepara cuatro dulces, o panes, al año. Para eso, mejor compra la amasadora Bomann, tiene poca calidad, pero por mucho menos dinero te sacará del paso.

El robot amasador Smeg se comercializa en un montón de colores: crema, negro, gris, rojo, rosa, verde pastel…

Disponible al mejor precio en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *